Menu

¿Son las religiones un obstáculo para la paz?

¿Son las religiones un obstáculo para la paz?

   Foto del tercer encuentro interreligioso en Madrid por la Paz y la acogida el 6 de julio 2.017

                                         /Puri  Jiménez

Con motivo del “Dia Mundial de la religiones” (21de enero), nos podemos plantear estas y otras preguntas paralelas.

¿Siguen vigentes las religiones?

¿Qué papel han tenido en el progreso de  cada civilización? Qué pueden aportar al entendimiento de los pueblos? Estas cuestiones remueven de por sí las respuestas más enfrentadas.

Muchos son los que arremeten contra las religiones, haciéndolas culpables de muchas de las guerras de los últimos tiempos, en varios puntos del planeta.

La indiferencia religiosa en general no impide que el tema pueda levantar ampollas, porque  dá la impresión de que todos esos conflictos tienen su causa principal en las diferencias religiosas, y en gran parte es así, pero solo en parte, porque la religión como otros muchos aspectos del ser humano es ambivalente es decir buena o mala según se emplee.

Una a una podrían analizarse hasta qué punto nos unen o dividen cada una de las realidades humanas siguientes: el carácter individual, fisonomía, raza, sexo, amistad, parentesco, gastronomía, vestuario, comercio, costumbres, idioma etc. La religión es una más, pero de las más destacadas. Pues el hombre por instinto de conservación defiende encarnecidamente lo propio, frente a lo nuevo y distinto pasando de lo defensivo a lo agresivo.

Otros instintos del hombre son el de competir y compartir, el de organizarse y el de dominar. Es capaz de esclavizar y matar y también de ayudar y sacrificarse por otros.

Entonces de todas las realidades humanas la religión y la política  son las  que más unen y a la vez las que más separan.

Nos podemos avergonzar de los horrores cometidos en el nombre de la política o la religión y por otro lado sabemos que no podemos prescindir de ellas, porque siempre necesitaremos una política para organizarnos y mirar las formas de mejorar y por otro lado una religión donde podamos confiar  y que nos dé respuestas a porqué y para qué estamos aquí.

La ciencia quiere sustituir a la filosofía por la religión, quizás no tengan porqué excluirse sino entre las dos, nos puedan ayudar a darnos una visión complementaria y armoniosa de la realidad.

Creo que caminamos hacia la etapa de la madurez del hombre en la tierra, que tenemos retos como  el  desarme y hacer una consulta general entre todos los pueblos para lograr la paz mundial.

 

Previendo una evolución histórica hasta llegar a una civilización planetaria, podemos  encontrarnos por parte  de  los creyentes de cualquier religión la necesidad de  grandes sacrificios y esfuerzos como por ejemplo

-Renunciar a la antigua creencia de que la propia religión es la única, o la mejor.

-Aceptar en plano de igualdad a los fundadores de las grandes religiones de la historia del mundo, como Moisés, Cristo, Buda, Krishna, Mahoma, Zoroastro.

-Armonizar sus creencias con la ciencia y la razón.

-Destacar lo que les une y dejando en segundo plano las diferencias.

-Cooperar para que las creencias de todos se lleven a la vida de forma practica, y así seguramente no encontraremos tantas diferencias entre ellas.

Entonces comprobaremos con estas recomendaciones simples  pero importantes si este remedio religioso fue acertado en cada etapa de la historia o era una  medicina pasada de fecha sin efectividad real.

Y veremos si la religión puede servir para dividir o puede ser fuerza viva para la unidad y la paz de nuestro mundo.

                                                                     

volver arriba