Menu

RETAZOS DE NUESTRA HISTORIA CAPÍTULO XXXII

RETAZOS DE NUESTRA HISTORIA CAPÍTULO XXXII

Bando Del Archidiácono  Fernando de Puebla, diócesis de Málaga, Juez Apostólico del Subsidio, en 1.568.  

/Juan Moreau Tamayo

Amenaza con pena de excomunión a quien no pague en diez días (Alhaurinejo no pagó). Cada uno de los pueblos dará su Vº Bº.  Lo firma: Juan Alonso Marín, Colector General quien recibirá las notificaciones de todas las Iglesias al mandamiento del Juez Apostólico.   Multas adyacentes.  

“Nos, don Fernando de Puebla Archidiácono de Málaga y Doctor don George de Zambrana, Canónigo de la Doctoral de la Sancta Yglesia desta dicha Ciudad, Jueces Apostólicos y subdelegados del presente subsidio y tierras, mandamos a Vos todos los contenidos en esta copia y repartimiento que dentro de nueve días primeros siguientes después que este nuestro mandato, Vos fueres notificado o de supiéredes en cualquier manera, los quales vos damos por tres términos y uno perentorio, deis y paguéis en esta dicha Ciudad de Málaga a Juan Alonso Marín, Colector de dicho subsidio, los maravedís que a cada uno de vos van repartidos que restáis deviendo como paresçe de la liquidación fecha por los contadores del dicho subsidio sobre los frutos de los dos años pasados de 1.566 y 67, lo cual hacea y cumplía dentro del dicho término en virtud desta obediencia y so pena de excomunión mayor en la cual vos damos por incurridos; pasado el dicho término, lo contrario haciendo con apercibimiento que vos hacemos contra los rebeldes e inobedientes clérigos enviaremos nuestras declaratorias de censuras a costa de los tales inobedientes y contra los señores legos temporales e sus mayordomos e cogedores de sus rentas e otras cualesquier personas legas, demás de haber incurrido en las dichas censuras, enviaremos un aguacil executor  para que cobre y execute lo que cada uno debe con más las costas y cambios que por defecto de la paga se hicieren conforme a la provisión Real de su Magestad que para ellos tenemos y mandamos a cualquier clérigo, notario, escribano o sacristán, que a la mesma pena os notifique este nuestro mandamiento.  

                                                                                                                                                                                                Dado en Málaga a diez días del mes de Agosto del ordenado año de mill y quinientos y sesenta y ocho años.  (Firmado Fernando de Puebla Archidiácono de Málaga.  Firma del Doctor Zambrana.  Y por mandato de los Señores Jueces Apostólicos.   Gaspar de Valencia, Notario Apostólico). 

                                                                                        (Continuará)               

volver arriba