Menu

Los retos de Yolanda Díaz como nueva vicepresidenta

Los retos de Yolanda Díaz como nueva vicepresidenta

Con la marcha de Pablo Iglesias del Ejecutivo, la ministra de Trabajo será vicepresidenta tercera y asumirá el rol del líder de Podemos como principal defensora de las tesis de la formación morada en el Gobierno. Cuestiones pendientes de la vicepresidencia, como la ley de vivienda, se sumarán a las iniciativas pendientes de su ministerio, como la derogación de la reforma laboral.

/Alexis Romero

La salida de Pablo Iglesias del Gobierno de coalición deja el balance de la labor que ha desarrollado el secretario general de Podemos como vicepresidente segundo del Ejecutivo de coalición. Esta revisión del pasado (que se extiende hasta este mismo martes, cuando el Consejo de Ministros aprobó el reparto de los fondos del plan de choque en dependencia aprobado por la Vicepresidencia de Derechos Sociales) da paso a un análisis de las cuestiones pendientes que quedan por cerrar de cara al futuro, iniciativas que recaerán en la actual ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

La ministra ha pasado a ser la vicepresidenta tercera del Gobierno de coalición y asumirá la tarea de defender las posiciones de Unidas Podemos en el seno del Ejecutivo, un papel que compaginará con su labor al frente de la cartera de Trabajo y Economía Social. 

Desde la constitución del Ejecutivo, se ha constatado que la defensa de las posiciones de Unidas Podemos en el Gobierno se traduce, de facto, en la puesta en marcha de negociaciones casi permanentes que se mueven en un equilibrio entre el diálogo, la tensión y los conflictos para sacar adelante las reformas defendidas por la formación morada.

volver arriba