Menu

Cuba, a la espera de un nuevo presidente

Cuba, a la espera de un nuevo presidente

/LA HABANA (EFE).

Cuba, a la espera del nombramiento de un nuevo presidente, recuerda los años del levantamiento de las limitaciones que impedían a sus ciudadanos alojarse en hoteles, tener teléfonos móviles a su nombre o comprar computadoras, prohibiciones a las que puso fin el presidente Raúl Castro dentro de sus primeras reformas.

ETIQUETAS

El gobernante anunció que entregará la presidencia el próximo 19 de abril tras dos mandatos de 5 años.

El menor de los Castro, hace 10 años, atacaba así el “exceso de prohibiciones” que la propia dictadura cubana consideraba ya “absurdas” y arrancaba con un golpe de efecto su proceso de “actualización” del socialismo, dentro del que luego permitiría también los viajes al exterior, compraventa de casas y apertura del trabajo privado.

La nueva disposición que permitía a los nacionales alojarse en hoteles se aplicó desde del 31 de marzo de 2008; y el 1 de abril los cubanos ya pudieron rentar autos, hasta entonces reservados para turistas.

Se dio luz verde a la compra de computadoras y otros electrodomésticos, cuya venta libre estaba prohibida.

Además, se les permitió adquirir líneas móviles a título personal, un privilegio reservado hasta entonces a extranjeros; y con ello también aumentó el número de conectados a internet.

“Para mí es algo normal, tengo mi propia línea (móvil) desde los 16 y he ido a varios hoteles con mis padres. No me cabe en la cabeza que alguna vez no se pudiera hacer todo esto”, sonríe confundido Esteban, un joven habanero de 19 años que, además, se acaba de comprar una laptop.

Pero, a pesar de la alegría general por los cambios, el día a día no cambió inmediatamente para la gran mayoría de los cubanos, que percibían en el 2008 un sueldo promedio de unos 408 pesos cubanos (US$ 17) y veían impagable una noche en un hotel, que no bajaba en ese entonces de los US$ 75.

Una década después, el emergente sector privado, oportunidades de emprendimiento y los viajes al exterior, entre otros factores, elevaron el poder adquisitivo de un grupo de cubanos, que ya son vistos como el primer mercado turístico.

El salario promedio hoy ronda los US$ 29, 12 más que hace una década, aunque sigue sin ser suficiente frente al alto costo de vida en el país caribeño.

volver arriba