Menu

RECORDANDO EL AYER: La calle Mesones

RECORDANDO EL AYER: La calle Mesones

/Antonio Rocha

La calle Mesones, actualmente calle de Juan Carlos
I, representó siempre uno de los enclaves más típicos del
pueblo ya que, entre otras consideraciones, dicha vía ha
constituido un lugar de concentración, sobre todo en domingos
y días de  estas, donde la gente vivía su ocio y
distracción. En este lugar, se formaba un paseo impresionante
de jóvenes y mayores que han sido el santo y seña
de esta famosa rua local. Aquel paseo era la plataforma
más importante de comunicación entre los jóvenes, allí se
han fraguado in nidad de noviazgos que posteriormente
se transformaron en matrimonios.
Independientemente del citado paseo, la calle Mesones
era la vía pública más comercial de la década de los
cincuenta y la de los sesenta. En la misma se encontraba
el cine, tanto el de verano como el de invierno que regentaba
Don Cristóbal Ortega, antiguo alcalde del municipio,
que para llamar la atención los ciné los hacía sonar un
timbre anunciador del comienzo de la función, timbre
que se intensi caba con más constancia cuando la taquilla
de las entradas aparecía desierta.
En dicha calle habían instalados una serie de bares
que servían de lugar de encuentro para toda aquella juventud.
Cabe recordar el Bar de Paco Aguilar, con sus célebres
gambas al pil-pil y sus famosas aceitunas, las mejores
aliñadas en aquel tiempo; el de Paca Aguilar con su sabrosísimo
magrillo frito, su famosa máquina de discos, donde
se oía la música del momento y su patio andaluz donde
las parejas se pasaban noches enteras contemplando los
programas de la tele en blanco y negro…; el no menos famoso
Bar de Progreso, con su tocadiscos en marcha para
oír los cantes  amencos de La Paquera de Jerez, Juanito
Maravillas, Las Marcheneras, etc. y los cantes modernos a
través de las voces de Ennio Sangiusto, Adriano Celentano
y sobre todo Antonio Machín, el ídolo de Juan Fernández
que junto con su hermano Pepe llevaron las riendas del
negocio en aquel tiempo; el bar de Juan Ortega ( Juanito
el del Casino), donde el aseo y la limpieza predominaba
sobre todas las cosas; la taberna de Tomás, con sus ricas
tapas de pescaítos fritos y los vinos amontillados y por supuesto
su extraordinario café y el Bar Povea (antiguo bar
de Paquito Tamayo), donde en su amplia terraza también
se ha gozado del encanto de las noches veraniegas.
Mención aparte quiero hacer, sobre todo por lo que
representó para la nueva hornada de jóvenes de la década
de los sesenta, del Bar “The Friends” ( Los Amigos ), que
instaló Don Francisco Donaire, en el patio de su establecimiento,
se pudieron oir en directo los primeros conjuntos
musicales de los muchos que por aquellos tiempos se
crearon. Por este lugar pasaron, entre otros, Michel y Los
Spanis; Los Widos; Los Dementes y muy especialmente
Los Electrics, conjunto de origen local que nos deleitó, en
innumerables ocasiones con sus actuaciones.
Por último recordemos en dicha calle a la Central
Telefónica, la tienda de Paco el Con tero, el todo cien de
la época, la panadería de la Sidro y la no menos célebre
barbería de Don Miguel González Cabrera (conocido por
Miguel Comino). ¡Qué tiempos aquellos ¡.
Alhaurín
de la Torre Se celebró una exposición de las obras
artísticas y trabajos manuales realizados por las integrantes
de la asociación local Mujeres por la Alegría durante
los últimos nueve meses. La muestra, ha sido organizada
por el propio colectivo en colaboración con el Área de la
Mujer de la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento con
el objetivo de dar a conocer al pueblo el resultado de la
labor que organizan estas mujeres en los talleres de la
asociación.


integrantes de Mujeres por la Alegría, incluida su presidenta,
Carmen García Ariza. La concejala de Igualdad
y Bienestar Social, María José Sánchez, que también ha
estado presente en el acto, ha destacado la habilidad, el
esfuerzo y el talento de las vecinas que forman parte de
estos talleres, que volverán a partir de octubre y se desarrollarán,
de nuevo, en el Centro de la Mujer.
Entre las obras que se exponen, destacan tejas pintadas,
encaje de bolillos, punto de cruz, mantillas, trajes y
pintura en cristal, entre otras muchas.
RECORDANDO EL AYER: La calle Mesones

volver arriba