Menu

DIVAGACIÓN SOBRE LA CATEDRAL DE CÓRDOBA

Mezquita Catedral Mezquita Catedral

/Juan Sánchez Jiménez

            A cuenta de algunas noticias aparecidas en los medios de información acerca de la discusión entre el Gobierno Andaluz y la Iglesia, sobre la propiedad del monumento que hasta el año 1236 fue mezquita, cuando el rey Fernando III reconquistó Córdoba, incorporándola al mundo cristiano, me he permitido ilustrarme someramente de la parte gramatical de este asunto, aprovechando ese pozo de información que es Internet y el resultado es el siguiente.  

            La palabra mezquita viene del árabe español másǧid y este del árabe clásico masǧid, que quiere decir  "lugar de prosternación, donde los fieles se arrodillan por respeto", según el Diccionario de la Real Academia, que además explica que mezquita es un "templo musulmán". La palabra templo viene del latín templum, que significa "edificio o lugar destinado pública y exclusivamente a un culto", según dicho diccionario. En otra página de Internet se repite lo dicho y leo que "la mezquita es un lugar de culto para el mundo islámico, del árabe masyid, significa "lugar donde arrodillarse" reflejando la actitud del musulmán rezando".

            No creo necesario ofrecer más información acerca del significado de la palabra mezquita, pues parece claro que se refiere a un templo al que acuden a rezar personas de la religión musulmana, y también queda claro que si ese templo deja de serlo, por cualquier circunstancia, deja de ser mezquita, nombre que solo se usa cuando nos referimos a un edificio con función de templo. En otra parte leo: "mezquita, nombre femenino, edificio destinado al culto islámico; la mezquita de Córdoba es uno de los edificios fundamentales del arte islámico universal" y fíjense ustedes que se considera un edificio  del arte islámico, pero solo del arte, no de la religión islámica, a la que dejó de pertenecer hace casi ocho siglos.

            Por lo tanto, como la llamada Mezquita de Córdoba dejó de serlo, por los avatares de la Historia, construyéndose dentro de su perímetro el edificio de la catedral, y consagrada por la Iglesia Católica en su totalidad como templo cristiano,  gramaticalmente no se le puede seguir nombrando mezquita, porque no lo es, y sólo catedral, que es su función actual de templo cristiano. De forma que la expresión "mezquita catedral" tan usada hoy en muchos ámbitos pretendidamente "culturales", debe considerarse un error gramatical garrafal, ya que una mezquita nunca puede ser catedral y al contrario, una catedral nunca puede ser  mezquita, por ser templos de distintas creencias o religiones.

volver arriba