Menu

Los abogados reconocen que la declaración judicial de Rajoy fue inútil

Los abogados reconocen que la declaración judicial de Rajoy fue inútil

Admiten que, aunque el testimonio del presidente del Gobierno fue efectista, «no ha servido para nada»

Luis P. Arechederra - luispeareche Madrid27/07/2017 20:44h - Actualizado: 28/07/2017 09:33h. Guardado en: España

Los abogados defensores del caso Gürtel califican de inútil y «efectista» la declaración de Mariano Rajoy como testigo, una prueba que poco aportó para ayudar a probar los hechos que debe analizar el tribunal enjuiciador.

Los letrados defensores consultados por ABC argumentan que las explicaciones del presidente del Gobierno «no han servido para nada» desde el punto de vista judicial. El testimonio de Rajoy, que se desentendió de cualquier responsabilidad económica en el Partido Popular, no permite demostrar si los acusados -37 expolíticos, empresarios y funcionarios- corrompieron las administraciones de Madrid, Castilla y León, y diversos municipios como Pozuelo de Alarcón, Majadahonda, Madrid y Estepona, para enriquecerse a costa de las arcas públicas, vulnerando la ley para otorgar adjudicaciones a la trama.

Dos letrados de 37

«Donde no hay, no se puede sacar», resume otro abogado, que asegura que la falta de relevancia jurídica de la testifical era una crónica anunciada. El letrado argumenta que no existe ningún vínculo entre lo que pueda conocer Rajoy y los hechos del relato de las acusaciones, que se centran en las actividades de la trama entre 1999 y 2005.

Antes del interrogatorio, que abrió la acusación de Adade, las defensas ya descontaban el valor de la prueba. Por ello, solo dos de los treinta y siete abogados de los acusados -los de José Luis Peñas, exconcejal de Majadahonda, y Roberto Fernández, antiguo teniente de alcalde de Pozuelo de Alarcón- optaron por preguntar, con mucha brevedad. La Fiscalía Anticorrupción tampoco se entusiasmó con la prueba, a la que se opuso desde el primer momento por «innecesaria». La fiscal preguntó durante solo seis minutos.

Las acusaciones –tres de ellas tomaron la palabra, además de la Fiscalía– valoran como «positivo» que el presidente del Gobierno acudiera, y auguran que su negación de los sobresueldos quedará confirmada o desacreditada cuando se celebre el juicio sobre los papeles de Bárcenas.

La vista por la caja B del PP está pendiente de fecha y ya hay condena para la Gürtel por Fitur Valencia

Fuentes jurídicas apuntaron a ABC que el testimonio de Rajoy sería más apropiado en el juicio de otra pieza de Gürtel, aquella que versa sobre los «papeles de Bárcenas», en los que el extesorero anotó supuestos pagos en negro a políticos del PP, entre ellos Mariano Rajoy. Aunque estos sobresueldos no fueron considerados acreditados en la investigación, la Audiencia Nacional resolverá si la «caja B» existió y los delitos que cometieron los extesoreros. Los jueces investigadores apreciaron que los extesoreros Bárcenas y Lapuerta manejaron una contabilidad opaca durante 18 años. Esta vista está pendiente de fecha, con la instrucción cerrada. El testimonio de Rajoy en este juicio podría llegar siempre que una acusación solicite la prueba y el tribunal la considera pertinente.

Primeros condenados

El presidente del tribunal, Ángel Hurtado, comunicó el pasado miércoles que el juicio se reanudará en septiembre, cuando continuarán las pruebas. Todavía falta que los peritos, expertos en diversas materias, aporten sus valoraciones. A lo largo de octubre será el turno de los informes finales: las sesiones en las que las acusaciones expresan sus tesis definitivas y mantienen o modifican sus peticiones de penas para los acusados. El objetivo es que, previsiblemente, el primer gran juicio a la trama Gürtel quede visto para sentencia en noviembre.

La única pieza del caso Gürtel cuyo juicio ha concluido ha llevado a tres eslabones decisivos de la trama a prisión: el cabecilla Francisco Correa, el número dos Pablo Crespo, y Álvaro Pérez, alias «el Bigotes», el enlace en Valencia. El Tribunal Superior de Justicia de Valencia les condenó a 13 años de prisión por amañar contratos de Fitur convocados por la Generalitat valenciana, y ellos han recurrido.

 

volver arriba