Menu

LA REPOBLACIÓN MUSULMANA DEL VALLE DE SANTA MARÍA

LA REPOBLACIÓN MUSULMANA DEL VALLE DE SANTA MARÍA

(Archivo de La Fontana)

 

En sus principios, Alhaurín de la Torre fue una alquería fundada por familias beréberes pertenecientes a la tribu de los Hawwara, situada entre dos arroyos de aguas intermitentes o llovedizas, llamados hoy del Gato y Blanquillo, ocupando ambos lados del camino que conducía de Málaga a Marbella, hoy llamado calle de Málaga en su tramo urbano y seguía una curva de nivel del terreno lindera al norte con la vega del arroyo del Valle de Santa María y al sur con las laderas de la Sierra de Mijas.

 

Dichos habitantes de esa etnia beréber procedían del actual Marruecos, entonces llamado Mauritania y Berbería, conocidos por ello en latín como los mauri, "los de Mauritania", deformado con el tiempo en la forma actual de "moros",  país invadido y colonizado por los árabes durante el siglo VII y sus habitantes obligados a adoptar la religión musulmana.

 

Vinieron a España enrolados en el ejército invasor el mismo siglo y cuando eran inútiles para la guerra, por su edad, recibían tierras para labrarlas formando alquerías cercanas a fuentes y manantiales que les permitiera el laboreo y el sostenimiento de la propia vida. Esos fueron los comienzos históricos de los dos lugares vecinos llamados con la forma plural de Hawwara, "Al-Hawwariyin", deformada por la pronunciación romance en Alhaurín, aunque no se sabe el siglo en que se relizaron dichas repoblaciones, pero en cualquier caso antes del siglo XI, según estudios de algunos arqueólogos.

 

El gran espacio de tierras de labor recibido se fue repoblando con nuevas oleadas de gente beréber y de otras etnias, llegando a tener numerosas alquerías y viviendas aisladas de colonos, ocupando  preferentemente las tierras llanas cercanas a los caminos, por las que podía correr el agua para regar y para mover los molinos de harinas, procedente de los numerosos manantiales y especialmente de la Fuente Grande, enclavada en la ladera norte de la Sierra de Mijas, mediante acequias construidas al efecto.  

 

 

Del espacio correspondiente al actual término de Alhaurín de la Torre se conocen los nombres de las alquerías de Alhaurín, de Luchar, de

la Torre de Borjalfejerid o Bujalfexeryd, en castellano llamada de Torre Bermeja y por último la alquería Bermeja, actual Santa Ana, gracias a la información de los Repartimientos de Málaga del año 1490. La mayoría de estas alquerías y otras más de nombres desconocidos, se levantaron junto a los restos de las numerosas villas romanas que salpican las tierras de dicho término, por los manantiales que en ellas surtían de agua potable a la población campesina.  

 

 

Libre de virus. www.avast.com

volver arriba