Menu

NOTAS SOBRE EL VALLE DE SANTA MARÍA DE ALHAURÍN DE LA TORRE

NOTAS SOBRE EL VALLE DE SANTA MARÍA DE ALHAURÍN DE LA TORRE

 /Juan Sánchez

           Para analizar las circunstancias geo-históricas de la aldea de Santa María, sepamos que nuestro Arroyo del Valle y sus tierras figuran en los documentos, desde tiempos inmemoriales, con los nombres de "Valle de Santa María" y "Arroyo del Valle de Santa María" y en la escritura de su fundación en 1515, el nombre completo del convento de franciscanos de Alhaurín de la Torre, era el de "Convento de Nuestra Señora de la Fuensanta del Valle de Santa María", porque el partido rural donde se levantó así se llamaba, nombre puesto por los repobladores cristianos al manantial de La Fuensanta desde 1490.

          En el año 966 el cronista árabe Ben Hayyan cuenta el nacimiento de un niño gigante en "el pueblo de Valle de Santa María, en el distrito de Cártama", que identifico con la antigua Alquería junto a la Sierra de Cártama y tiene la importancia de tratarse de la primera noticia escrita de las tierras de Alhaurín de la Torre, lugar éste que no cita el documento, pero seguramente porque ya existía desde tiempos atrás, además de la alquería de Santa María.

          La fundación de Alhaurín de la Torre, es un punto fijo en nuestra historia que a todos nos gustaría conocer, como referencia de los que aquí dejaron sus huellas. Sabemos que Alhaurín debe su nombre a una de las tribus beréberes, los Hawwāra, que se establecieron en diferentes puntos de España, a raíz de su conquista, posiblemente reclutados por el emir Muhammad I desde el año 756.

          Según cálculos de los especialistas, vinieron a España unos cuarenta mil beréberes, que al ser licenciados del ejército, se quedaron aquí, aprovechando el reparto de tierras que les hizo el emir, en las que fundaron alquerías a las que pusieron los nombres de sus clanes o tribus, expulsando a los campesinos españoles  de sus propias tierras, echándolos a la Serranía de Ronda y a los Montes de Málaga. Muchas de esas nuevas cortijadas beréberes desaparecieron con el paso de los siglos y otras han llegado hasta nuestros días, como Alhaurín y Alhaurinejo (el clan de los Hawwāra); Comares (los Gumara); Benarrabá (los Rabah); Benalauría (los Awría);  Benaoján (los Husayn),  etc.     

       Por lo tanto podemos establecer, provisionalmente, que las villas de Alhaurín y Alhaurinejo fueron fundadas con veteranos del ejército musulmán, durante el reinado de  Muhammad I entre los años 756 y 788, unos cincuenta años después de la invasión de España por los árabes. Fueron asentados los invasores en las aldeas requisadas a los campesinos cristianos y sus tierras repartidas entre los beréberes veteranos del ejército. Así debió ocurrir en la alquería de Santa María, fundada sobre las ruinas de un antiguo cortijo romano-visigodo.

          El Valle de Santa María que cita la crónica de Ben Hayyan comienza en el cortijo del Peñón, sigue por el Arroyo del Valle hacia las tierras del Quinto de Alhaurín el Grande y desde allí continúa por el curso del Arroyo de Santa María, hasta su confluencia con el Río Fadala, en término de Cártama, cerca de Casapalma, y por lo tanto, atraviesa el Valle de Santa María los tres términos municipales de dichas villas, y por ello los cronistas lo adjudican  "al distrito de Cártama", como referencia, por ser el pueblo más importante del Bajo Guadalhorce en la época medieval.

          Es cierto que el pueblo de Valle de Santa María del distrito de Cártama pudo estar situado en otros sitios, pero la ubicación que planteo en la citada Alquería es la más lógica, a tenor de los datos que se dispone de ella. El citado documento del año 971 donde el cronista árabe Ben Hayyan cuenta el nacimiento de un niño anormal en "el pueblo de Valle de Santa María, en el distrito de Cártama", tiene enorme importancia, por los siguientes postulados:

          1.- Hace más de mil años la población de Alhaurín de la Torre no existía. Su tierra figura en la crónica como "Valle de Santa María".

          2.- Es posible que existieran tres alquerías, llamadas Alhaurín (hoy Alhaurín de la Torre, Valle de Santa María (hoy Torrealquería) y Alquería Bermeja (hoy La Alquería del Arroyo de Moncayo)

          3.- Es de observar que en la crónica se adscribe el Valle de Santa María al distrito de Cártama, sin mencionar Alhaurín, con lo cual sigue dando a entender que el pueblo más cercano al Valle de Santa María es Cártama, descartando la existencia de Alhaurín, pues no lo cita.

          4.- Podría ser que hace mil años ya existiera Alhaurín de la Torre, perteneciendo al distrito de Málaga, mientras que Valle de Santa María pertenecería al distrito de Cártama, por lo que el cronista sólo menciona ésta, donde había nacido el niño gigante.

          De las cuatro posibilidades enunciadas, se ve como las más lógicas la segunda y la cuarta, pues si existía en el siglo X la alquería de Santa María no hay ningún motivo para descartar que la de Alhaurín y la Bermeja fueran contemporáneas de aquella, máxime teniendo en cuenta la abundancia de agua y la existencia del camino de Málaga a Marbella.    

          Si pudiéramos contestar estas cuestiones con cierta seguridad podríamos establecer una época aproximada para la fundación de Alhaurín de la Torre, ese punto fijo en la historia que a todos nos gustaría conocer como referencia de los que aquí dejaron sus huellas, lo mismo que a nivel personal preguntamos por los bisabuelos que nos sirven de punto de partida para relacionar nuestro particular linaje.

          Son pocos los papeles antiguos donde figura nuestro Alhaurín; por ello y por lo pronto consideraremos este documento del Valle de Santa María como obligado punto de partida en la búsqueda de la fecha de nacimiento de nuestro pueblo y al mismo autor y obra, que cita la "fortaleza de Sant Mariyya" en la provincia de Málaga hacia el año 912. Localizar la zona donde estaba esta torre o castillo es necesario para ir haciendo camino en dicha indagación.

 

volver arriba