Menu

LA FUENTE GRANDE

 Por Juan Sánchez Jiménez

 

Este era el nombre del manantial con que se regaba la mayor parte de las huertas de Alhaurín de la Torre. Su nacimiento se encuentra en la cara norte de la Sierra de Mijas, al sur de Alhaurín de la Torre, donde hoy está el pozo más caudaloso del término municipal de nuestro pueblo y del que bebemos la mayoría de los alhaurinos. Este pozo está conectado con otros de la misma sierra que, como sabemos, nos abastecen del preciado líquido.

 

Las huertas

Se regaban con las aguas de este manantial las llamadas Huerta Grande, en la que nacía el manantial; el Huerto de Romero; el huerto de Coscorrón; la finca del Tío la Ropa (situada en el barrio de las Palmillas);  la Huerta de la Torre; el huerto de Pepe Tobalo; el de Paco Santos; el de Rosalía en los Callejones (hoy calle Isaac Peral) y así hasta desembocar en el Arroyo del Valle tras regar Zapata.

 

Cada huerta tenía unos minutos de agua según sus dimensiones, medidas por fanegas de tierra de las mismas; estos minutos los controlaba un señor conocido como "el alcalde del Agua", encargado de cortar  el riego de una huerta y desviar el agua para regar la siguiente.

 

También tenían turno de agua de otra fuente llamada la Fuen Seca, las fincas del Portón, el Tío de la Ropa y, cómo no, las dos huertas de los Cucazorras.

 

Se cortaba la calle del Tejar al tráfico rodado a la altura de la entrada a las Palmillas para dar paso al agua a dichas huertas. Para entender esto es necesario saber que el propietario de las mismas fue alcalde de Alhaurín en tres ocasiones. Si no, cómo.


Los molinos que movían las aguas de la Fuente Grande fueron el Molino de Romero, el de Pollito, el de las Piedras, el de Piedras en el Barrio Viejo, junto a la carpintería de la familia Merino, el Molino Segundo de Romero, este en el casco urbano, y en los Callejones, el de Micaela conocido como Molino Primero,  el de Juan Rodríguez, el molino de Colorao, propio de Antonio Peña y por último el Molino del Valle, conocido con el nombre de Molino de Antonio, junto a la finca de Pedro Rico, que desaguaba en el Arroyo del Valle de Santa María.

volver arriba