Menu

NUESTRAS PALABRAS XXVI

NUESTRAS PALABRAS  XXVI

(Archivo de La Fontana)

SERA.- 1.-

Espuerta grande hecha con pleita, sin asas, en la que se tenía el carbón en las carbonerías.

 

SERETE.-

Sera redonda y cerrada muy pequeña hecha con hojas de palmito en la que se prensaban los higos secos. En las casas de las huertas de Alhaurín de la Torre siempre había en su alacena un serete de higos secos, como en la de Sebastián Cabrera, en 1752.

 

ADRALES.- 

Plural de adral: Las seras planas y anchas, hechas con pleitas de esparto, que se colocan en cada lado de la carreta para que no se caiga lo que transporta, como cereales, estiércol, etc. La palabra adral procede del castellano ladral y éste del latin lateralis, lateral. En Alhaurín de la Torre se llaman serones.

 

AVIAR.-

Preparación y suministro de comida, géneros, dinero, etc. necesarios para realizar alguna actividad: "Le di un caballo para que se aviare", cláusula de un testamento de Alhaurín de la Torre, por la que el testador afirma haber dado un caballo a su hijo como adelanto de su herencia. Proporcionar, preparar, prevenir, organizar el avío o lo necesario para el camino o para algún fin. Deriva esta palabra del latín via, camino, que con el sufijo -iter dió viater, viator, viajante, marchante, el que anda, el que marcha, de donde las palabras castellanas viajador, viador, "aviador, en el sentido de marchante, viajante que trafica, que compra y vende".

 

AVIADOR.-

Pronunciado abiaó, comerciante que compra frutos a los agricultores para venderlos a las tiendas: Andrés Mora era "aviador de la fruta" en Alaurinejo en 1677.

 

 

DEZMERÍA.-

Término de un lugar cuyos agricultores están obligados a pagar el impuesto del "Diezmo" o "Renta Decimal" (el diez por ciento de sus cosechas) al municipio o a la parroquia: doña Isabel de Chinchilla tenía un cortijo en la dezmería de Alhaurín de la Torre, nombrado del Romeral.

 

 

volver arriba