Menu

NUESTRAS PALABRAS XXIV

Capeando Capeando

(Archivo de La Fontana)

CAPEAR                                                                                                                                     Foto: alcozar.net

1.- Hacer señales con una capa para llamar la atención de personas sobre alguna urgencia o peligro, cuando por la distancia no sirven las voces: "Dieron grandes voces a los nuestros y les capearon con una capa para que se pusiesen en armas (Mármol de Carvajal, pág. 119). 2.- Figuradamente, eludir con habilidad un compromiso o una situación difícil. 3.- Hacer el torero suertes con la capa para engañar al toro.


Cariá

Caridad, limosna, amor al prójimo, una de las virtudes teologales. En el "Coloquio de los Perros" se lee: "no hay mayor ni mejor bolsa que la de la caridad", aserto bien aprendido por muchos pedigüeños en todas las épocas y en todos los sitios.

 

COCHINILLA                                                                                                                                          Foto: wikiwand.com

Nombre de un pequeño insecto terrestre de color ceniciento, abundante en los sitios húmedos, que se hace una bola cuando se le toca.

Pero hasta últimos del siglo XVIII se conocía con este nombre a la hembra redondeada de un insecto y también con el de "carmesí" y "grana",  de la que se sacaba un colorante rojo, muy usado para el tinte de tejidos y toda suerte de seda que se tiñera con su polvo.

Los criaderos de cochinilla se encontraban en los chaparrales (con cuyo nombre de "coscoja" está relacionado el de "cochinilla") y en las pencas de las chumberas, siendo famosos los coscojares de la Mata de Olivares, hoy Los Tres Árboles de Cártama y los de Alhaurín de la Torre, por su producción en el siglo XVIII, comprada entonces por los valencianos para su industria textil, desplazados todos los años para ello a Málaga. Los colorantes de la anilina acabaron con el negocio de la grana. 

COTARRO                                                                                                                                             Foto: spainhouse.net

Derivado de la palabra coto, "tierras rodeadas de valla y vigiladas". En una escritura de 19-4-1839 se lee que Dña. Antonia Pérez Leal heredera de "la tercera parte de una hacienda o cotarro situado en el partido de Miraflores o Almendrales, con ventorrillo y viña" (Manuel Muñoz Martin, "Historia del Boticario", Jábega, 52).

Este es el verdadero significado que tiene esta palabra en los pueblos de la Hoya de Málaga, coloquialmente "actividad o labor agrícola, la labor" (DRAE), consistente en una propiedad rural acotada, con diversas  actividades, como sembradíos, ganados, prados, huerto, viviendas, y en algunos casos, almazara, lagar, etc. 

 

 

 

volver arriba