Menu

CURIOSIDADES SOBRE SAN NICOLAS

CURIOSIDADES SOBRE SAN NICOLAS

/Andrés Santamaría González

La inmensa mayoría de las personas ignoran que San Nicolás (Papá Noel) era de Turquía, o sea de Asia  Menor como era conocida en esa  época histórica. Era poca cosa físicamente. Bajito, moreno y además calvo. El vestido con traje rojo y barba blanca se lo inventó la marca de refrescos coca cola, imbuida por la tradición luterana de los emigrantes que la trajeron a Estados Unidos.

 

Así fue como San Nicolás pasó a ser conocido como Santa Claus. Cambió la mitra obispal por el gorro y las polainas y pasó de la calidez turca al gélido y frío Polo Norte.  San Nicolás nació en Patara, que dicho sea de paso es una bella y larga playa del Mediterráneo Turco, que tiene más de 12 kilómetros y que  hoy todavía no está explotada por el turismo. Y donde desovan las tortugas marinas. Vivió en la cercana población de Mira, allí existe una estatua clásica de un gordinflón y liado en pieles papá Noel, como contrapunto de las altas temperaturas estivales, que a veces superan los 40 grados, le acompaña un pequeño camello con el que se deja fotografiar, junto a tiendas de recuerdos  alusivos al santo, por supuesto escrito todo en alfabeto cirílico.

 

 San Nicolás es el patrón de todas las Rusias; su pueblo (Mira) hoy ya no se llama así, ha tomado el nombre de Dembre, y está situado  en un fértil valle de naranjales y limoneros, es tan del campo que en el escudo  de armas  del municipio  figura un tomate. Al bajar en busca de la antigua iglesia bizantina del siglo IV, donde permaneció sepultado el santo hasta la invasión musulmana, el olor a azahar nos acompaña en el trayecto. En el año 1087 varios marineros italianos contrabandistas por la zona de Bari se llevaron sus restos, para preservarlos de los musulmanes.

 

 Hoy el gobierno local de Dembre reclama la devolución del santo. Con ello Nicolás inició  un largo periplo que acabaría primero en Bari  (San Nicolás de Bari) y por último de papá Noel en el Polo Norte. Todo ello fue debido en parte por su generosidad, era un hombre rico, se enteró  que un padre  que tenía tres hijas al no tener  recursos  las iba a dedicar a la prostitución al no poder casarlas. Entonces Nicolás con sigilo marchó a la casa y depositó una bolsa de oro por la ventana. Idéntico proceder ejecutó con la segunda hija. Pero al intentar proceder así con la última las ventanas estaban cerradas, pero él no se amilanó, subió por la chimenea y dejó caer la bolsa de oro, que cayó junto a unas medias puestas a secar.

 

De ahí nació la costumbre de dejar las medias y calcetines junto al fuego con la esperanza de que caiga algún obsequio. De su pueblo esa costumbre pasó al resto del mundo.

 

Nicolás se ordenó de sacerdote con 19 años y quería vivir en un monasterio, repartió sus bienes entre los pobres y peregrinó a Tierra Santa.  Volvió a tiempo, los sacerdotes estaban reunidos para nombrar a un nuevo obispo, no se ponían de acuerdo. Acordaron que el primer sacerdote  que entrara sería  nombrado  obispo, el que  penetró fue Nicolás, ignorante de lo que le esperaba.

 

Fue nombrado obispo y tomó parte en el Concilio de Nicea, en el que se redactó el credo tal como lo rezamos  todavía en la misa. Trató en vano de sacar al obispo Arrio de su herejía (éste negaba la unidad, la consubstancialidad e igualdad de la Santísima  Trinidad). Hay  quien dice que trató de volver al redil  de la iglesia a Arrio a puñetazo limpio, tal vez por ello presenta una cicatriz en la mejilla y en la nariz.

Se han hecho estudios antroprométicos y en el año 2007, se coligió que era bajito, de mandíbulas prominentes y nariz chata, sin pelos y rasgos morenos, barba blanca, pero de los renos no hay constancia.

 

El gobierno turco quiere cambiar la imagen real del santo y quitarle ese ropaje  chillón y obsoleto, por uno más acorde con el   clima donde vivió.

volver arriba