Menu

Canción de Granada

Canción de Granada

La vi una tarde de mayo en la reja

de la calleja del viejo Albaicín

y en su carita de virgen morena

no sé qué pena oculta yo vi,

quise decirle palabras de amores

y sonriente me acerqué a la reja

ella me dijo no puedo quererte

que en mi alma solo florece la pena.

 

Carita de virgen, de virgen morena

carita de virgen, de luz y de sol

carita de virgen, tú que eres tan buena

con llanto quisiera calmar tu dolor

carita de virgen, de virgen morena

tampoco yo puedo calmar mi dolor

y ya solo queda “pa” calmar mi llanto

un pozo de amores, un pozo de amores

en el corazón.

 

Todas las tardes llegaba a la reja

en la calleja del viejo Albaicín

supe la pena que oculta tenía

fui a consolarla diciéndole así:

Si los dos hombres perdieron la vida

por conseguirte al pié de la reja

 Si tú a ninguno dijiste “-Te quiero”

la sombra triste de tu mente alejas.

 

Carita de virgen, de virgen morena

carita de virgen de luz y de sol

carita de virgen tú que eres tan buena

con llanto quisiera calmar tu dolor,

carita de virgen de virgen morena

no tengas más pena, calma tu dolor

que solo me queda a calmar tu llanto

un pozo de amores, un pozo de amores

en mi corazón.

 

En una triste mañana de Enero

fui a la calleja del viejo Albaicín

las celosías cerraban la reja

de un mal presagio, yo me estremecí

 pasé la verja que abierta se hallaba

y jadeante yo crucé la puerta

vi su carita de virgen morena

pálida y fría. Estaba ya muerta.

 

Carita de virgen de virgen morena

carita de virgen de luz y de sol

carita de virgen tú que eras tan buena

con llanto quisiera calmar mi dolor

carita de virgen de virgen morena

no podré ya nunca calmar mi dolor

y ya sólo tengo “pa” secar mi llanto

un pozo de amores, un pozo de amores

en el corazón.

 

volver arriba