Menu

LA PSICOMOTRICIDAD INFANTIL COMO FUENTE DE DESARRROLLO.

LA PSICOMOTRICIDAD INFANTIL COMO FUENTE DE DESARRROLLO.

/MARTA MORALES ORTIZ

DIRECTORA DEL CENTRO DE ESTUDIOS

ALFONSO ORTIZ (ALHAURÍN DE LA TORRE)

 

    El concepto de psicomotricidad surge a principios de siglo para destacar la estrecha relación existente entre lo psicológico (psico) y la forma de manifestarse (motricidad). Pero no es hasta los años sesenta cuando la psicomotricidad accede al ámbito educativo y, por sus orígenes, muy vinculada a la Educación Especial, ya que era fuente de corrección de diversos problemas del desarrollo infantil. Posteriormente, se generalizó hacia la etapa de Educación Infantil, ya que en esta etapa los más pequeños parten desde la globalidad al descubrimiento de sus propios cuerpos, para que a través de la interacción con del mundo que les rodea, poder llegar a la etapa de la operatividad con el conocimientos de los conceptos externos a ellos.

   El contenido de la psicomotricidad está íntimamente ligado al concepto de cuerpo y sus experiencias. Por ello, Madeliane Abbadie (1977) considera la psicomotricidad como una técnica que favorece “el descubrimiento del cuerpo propio, de sus capacidades en el orden de los movimientos, el descubrimiento de los otros y del medio de su entorno”.

   A medida que se produce la maduración neuro-motora, el niño y la niña irán dejando atrás su actividad automática refleja, adquiriendo la capacidad de realizar movimientos disociados. Debemos saber que todos nuestros movimientos están procesados y coordinados por nuestra mente.

   La relación íntima existente entre movimiento y psiquismo, así como también las implicaciones de ambos con el propio organismo y el medio en el que éste se desenvuelve, conforman la base de la psicomotricidad.

   La psicomotricidad se centra en la atención al desarrollo psicomotor. Se refiere a la evolución del sujeto para realizar determinadas acciones y movimientos, así como la representación mental y la conciencia de los mismos. Sus objetivos básicos se centran en el desarrollo de las capacidades sensitiva, perceptiva, representativa y simbólica de cada persona.

   El término psicomotricodad encierra una triple perspectiva:

   · Educadora: cuando se dirige a niños/as en edad escolar y, sobre todo, a la etapa de Educación Infantil, ya que es donde es más importante la potencialidad educadora del desarrollo psicomotor.

   · Reeducadora: cuando se orienta a personas afectadas por trastornos psicomotores, los cuales deben ser tratados para luchar por un desarrollo lo más normal posible de la persona afectada.

   . Terapéutica: cuando los trastornos psicomotores están relacionados con trastornos de la personalidad, por tanto su tratamiento es vital para combatir el problema.

   Con lo dicho hasta ahora, puedo afirmar que en el desarrollo de la psicomotricidad infantil se integran los diferentes aspectos que nutren y envuelven la vida del niño/a: aspectos físicos, psicológicos, afectivos, relacionales y sociales. Por tanto, un buen desarrollo motor es fundamental para el buen desarrollo de las restantes funciones de nuestro organismo.

 

volver arriba