Menu

Un día de playa

Un día de playa Gugle

/Marisi Moreau 

Regalé a la arena mis pisadas

y rocié de amor un día nuevo,

paseé el cálido sol de la mañana

cuando su mano acarició mi pelo.

El grandioso mar nos observaba

En esa playa de húmedos anhelos,

un velero al horizonte navegaba

tus besos lo hacían por mis dedos.

 

Después la luna quedó como silueta

de adormilados aromas de regreso

y una ola gigante… casi arrastra

tu latir en el espejo de mis miedos

 

Es que la vida nos agita así, de pronto

y nos hace frágiles, pequeños

ante la inmensa magia de la vida

pone la belleza azul del universo.

 

 

volver arriba