Menu

Ébano

Ébano

/Marisi Moreau

Ví   llorar a una mujer

Negro ébano su cara,

Sus lágrimas cotejé a las mías

Eran las suyas más blancas.

 

Lágrimas que de dolor

Por sus mejillas rodaban

Brillaban como diamantes

A la luz de la mañana.

 

No nos importe el matiz

de la piel, ni las creencias

porque hay un solo Dios

y somos todos sus hijos

blancos y de otro color.

 

volver arriba