Menu

Qué es el convenio regulador

Ley Ley Diario

Si el Juez observa que el convenio regulador no perjudica a ninguno de los cónyuges ni a sus hijos, cita a los esposos para que se ratifiquen en la demanda y en el convenio regulador y dicta Sentencia de separación o de divorcio

 /María Eugenia Bravo

Abogada-mediadora familiar

ColaboradoraCuando la  crisis matrimonial tiene como desenlace la separación matrimonial o el divorcio, los cónyuges tienen el poder de decidir de mutuo acuerdo cómo ha de organizarse la familia con esta nueva estructura, tanto a nivel familiar como patrimonial. La ley permite que los cónyuges instrumenten este acuerdo en el convenio regulador y exige que este convenio sea acompañado a su demanda de divorcio o separación para ser homologado judicialmente. Lo que los cónyuges no decidan de mutuo acuerdo mediante el convenio regulador, lo tendrá que decidir el Juez mediante la Sentencia.

Es así que el convenio regulador  puede definirse como  un acuerdo bilateral de los cónyuges en el que expresan libremente su voluntad de poner fin a la convivencia matrimonial (si es sólo separación) o al matrimonio (si es  divorcio). El art. 90 del Código Civil establece que dicho convenio debe contener como mínimo los siguientes aspectos:

1.-El cuidado de los hijos sujetos a la patria potestad de ambos, el ejercicio de ésta y, en su caso, el régimen de comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva habitualmente con ellos. Se trata aquí de atribuir la guarda y custodia a uno de los cónyuges y el régimen de visitas a favor del otro,  o establecer la custodia compartida.

2.-La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar.

3.-La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como sus bases de actualización y garantías en su caso.

4.-La liquidación del régimen económico del matrimonio, cuando proceda.

5.- La pensión que conforme al art. 97 correspondiere satisfacer, en su caso, a uno de los cónyuges (es decir,  la pensión compensatoria que uno de los cónyuges deberá abonar al otro en el supuesto de que resultase un desequilibrio económico entre los ellos).

Las cláusulas del convenio deben ser lo más claras posibles y en sentido positivo, sin que pueda dejarse su cumplimiento a la voluntad de uno de los cónyuges. No se admiten cláusulas que sean lesivas para cualquiera de los cónyuges o de los hijos.

El convenio, una vez firmado y aprobado por ambos esposos, se presenta al Juez con la demanda de separación o de divorcio de mutuo acuerdo. Pueden presentarla ambos , o uno solo  con el consentimiento del otro cónyuge. Si el Juez observa que el convenio regulador no perjudica a ninguno de los cónyuges ni a sus hijos, cita a los esposos para que se ratifiquen en la demanda y en el convenio regulador y dicta Sentencia de separación o de divorcio –según el caso- en un periodo muy breve de tiempo. Si el Juez observa que hay alguna cláusula ilegal o perjudicial, ordena que se haga una nueva propuesta que deberá someterse a la consideración del Juez para su aprobación, si procede. Por los intereses de los hijos menores de edad, vela el Ministerio Fiscal que interviene en el procedimiento.

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

volver arriba