Según un comunicado difundido por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), cerca del 80% del centro ha resultado destruido. El Gobierno griego ha dicho que, según una primera evaluación, se ha quemado la estructura central del campo, pero en el llamado "olivar", una ladera que rodea al recinto organizado en la que se concentran miles de solicitantes de asilo, la destrucción no ha sido total, informa EFE.