Menu

La razón.es | Breves

La razón.es | Breves

La Razón.es

/CÉSAR VIDAL

¿Para eso se fue a Irak?

 

El Sajij-al-Bujari, la mejor colección de tradiciones sobre la vida de Mahoma, relata que el profeta del islam se casó con Aisha cuando tenía seis años de edad. El matrimonio se consumó tres años después, al cumplir Aisha los nueve, según el testimonio de la propia Aisha y de Hisham. Semejante hecho no tendría mayor relevancia en ciertas culturas, pero resulta de trascendencia nada desdeñable para más de mil millones de seres humanos. Me explico. La Historia nos muestra que la edad de nupcialidad ha sido muy baja en ciertas culturas. Durante la Edad Medía, el derecho canónico permitía el matrimonio de una mujer a los doce años, pero con todo implicaba una conquista sobre la romana Ley de las Doce Tablas.

/ABEL HERNÁNDEZ

Los pueblos

 

Hasta no hace mucho, ser de pueblo era algo humillante. Se consideraba sinónimo de cateto, patán, palurdo, zafio e ignorante. En el diccionario estos calificativos equivalen aún a aldeano, labriego y rústico. El campesino era objeto de burla en la ciudad. El «isidro», el tipo de la boina, abastecía de material a comediantes, y humoristas. A ese agravio se llamó desprecio de aldea. Los campesinos, cuando llegaron las máquinas al campo, cerraron su casa sin dar cuartos al pregonero y emigraron a la ciudad, que era donde se fabricaban las máquinas, y la ciudad dio la espalda a los pueblos. Lo mismo que los poderes públicos.Y así surgieron las «dos Españas», la despoblada del interior, con auténticos desiertos demográficos, y la superpoblada de la periferia, con aglomeraciones infames. Lo llamativo...

/ABEL HERNÁNDEZ

Repaso a los nuevos partidos

 

Fernando Savater, un intelectual con buen criterio, acostumbrado a manejar los argumentos éticos, sale a pecho descubierto a defender la pervivencia de Unión Progreso y Democracia, el partido de Rosa Díez, frente a los que lo dan por liquidado. Se queja el intelectual, con una cierta amargura, del desdén de los medios hacia esta fuerza política, a pesar de haber mostrado en estos años de vida una brillante hoja de servicios institucionales y ser la única sin procesados por corrupción en sus filas. Sólo se la ha tenido en cuenta, lamenta, cuando le ha estallado dentro la crisis y las deserciones. Es comprensible la amargura de Savater y encomiable su arriesgada actitud en las presentes circunstancias. Pero la irrupción y la caída de UPyD, desplazada hacia la inanidad por otras ofertas nuevas...

/ALFONSO USSÍA

La estrellada

Luis Arana Goiri, el hermano listo de Sabino, fue el creador de la bandera del Partido Nacionalista Vasco, a la que se denominó «ikurriña», que significa «banderola». La «ikurriña» representaba a un partido socialmente predominante en Vizcaya, discreto en Guipúzcoa y prácticamente inexistente en Álava, con excepción de las localidades alavesas fronterizas con la provincia vizcaína. En la Segunda República, el Gobierno vasco elevó la «ikurriña» a bandera de todos los vascos –me refiero a los vascos nacionalistas–, y durante el franquismo se convirtió en un mito por su necia prohibición. En los territorios vasco-franceses la «ikurriña» se exhibía sin ningún problema, y su flamear no ponía en entredicho la unidad de Francia. Ahora, la banderola, la «ikurriña», es una enseña oficial española...

volver arriba